Artesanal(mente)

Donde el común de los mortales ve un objeto inservible, MamenChica ve una oportunidad para dar rienda suelta a su imaginación. Un cable USB, un auricular en desuso, una alfombrilla de ducha o incluso un estropajo son para esta diseñadora portuense el mejor material para confeccionar su nueva colección de tocados.

De hecho, todos los diseños salen de su taller desde hace seis años están elaborados con materiales 100% reciclados, lo que la convierte en una de las pioneras de la corriente ‘eco-fashion’ en nuestro país.

Cada tocado es una pieza única y exclusiva hecha a mano de forma artesanal con artículos de nuestra vida cotidiana, juguetes, personajes de ficción… Siempre tratando de utilizar materiales reciclados, de manera muy sorprendente.

Mamenchica arranca su andadura en el año 2003, dedicándose a la elaboración de bolsos artesanales y exclusivos. Poco a poco, su empatía y respeto por el medio ambiente le lleva a empezar a recuperar materiales como bolsas de basura o chapas de latas en la elaboración de sus sorprendentes diseños.

No es hasta 2006 cuando vuelca su arte en los tocados y collares, usando siempre materiales totalmente reciclados. Al principio, su imaginación y creatividad fueron sus únicos maestros, aunque pronto se decide a mejorar su técnica realizando diversos cursos de elaboración y personalización de complementos.

Para Mamen, cada tocado es un doble reto: “nunca repito modelo y en cada nuevo encargo trato de superar al anterior”. En la actualidad ya no se dedica en exclusiva a los tocados, sino que también desata toda su fantasía forrando zapatos con telas, por supuesto, recicladas.

Gracias a su presencia en ferias como el Fitting Room -su trampolín de lanzamiento-, el Nómada Market o Pulgas Mix de Barcelona, Mamen se ha ganado la confianza de una fiel clientela y el respeto de otros diseñadores como Marcos Garabán o Laura Monge.